Apuntes de Electronica
MENU
Inicio > Radio >

El receptor tomado con pinzas

Tipo: Artículo

Formato: Web

Autor: Ing. Daniel Pérez

Web: web.archive.org

Descripción: Consideraciones sobre características, diseño y calidad de los receptores de radiocomunicaciones.

Introducción

Uno de los sueños dorados del radiooperador, ya sea aficionado o profesional, es poseer el "súper cañón": un transmisor con la máxima potencia legal en su salida. Suponiendo que su señal esté razonablemente limpia de armónicas, distorsión y banda lateral opuesta, el objetivo a lograr es bien claro: muchos watts.
Pero, qué pasa con el receptor de la estación?. En este eslabón tan delicado, es donde las buenas intenciones de los diseñadores caseros (y también algunos comerciales) pueden errar la puntería. Según el individuo, la meta se llama doble etapa de RF (la "etapa de alta"), triple conversión, cuádruple etapa de Frecuencia Intermedia (FI).

Para que un receptor sea bueno, es necesario cuidar el diseño y la elección de componentes, más que aumentar su complejidad. Por el contrario, demostraremos en este artículo, que agregar más cosas donde no hacen falta puede ocasionar problemas sin solucionar nada.

Supongamos que se pierde estaciones porque las capta con muy bajo volumen, y no porque las tape el barullo. En ese caso, el diagnóstico es muy sencillo: al receptor le falta ganancia. Pero, ¿dónde agregar la o las etapas adicionales?. ¿En RF, en FI, o en audio?.
 

* Tal vez también te interese:
- Receptores de radio
- Sencillo receptor de conversión directa o heterodino para la banda de 40 metros
 

Resumen del contenido

- Comportamiento con señales débiles.
- Comportamiento con otras señales fuertes.
- Conversor multiplicativo.

Acceder al documento ir

« Página anterior   Reportar enlace roto

También te puede interesar
   
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para ofrecerle anuncios de su interés. ACEPTAR Más información